Más de un mes bombardeando información del pingüino de Google (Google Penguin). Que si me han penalizado, que si he perdido más de la mitad de visitas, que si ya no estoy posicionado por mis keywords… y así hasta el infinito y más allá. Estamos del pingüino hasta el último pelo.
El viernes pasado la actualización 1.1. Y otra vez los “profesionales” del SEO hablando sobre ello en todo el mundo. Llorando por sus pérdidas y preguntando que deben hacer para que Google les perdone.
Y yo me pregunto: todos estos SEO que ahora se llevan las manos a la cabeza y que han arruinado los negocios de sus clientes, ¿se leyeron alguna vez las Directrices de Calidad de Google? Porque son más antiguas que el catarro.
Es muy simple. Si el pingüino te ha sacudido es porque han hecho burradas en tu Web en contra de las Directrices de Calidad de Google. Has sido víctima de un comportamiento no ético por parte de las personas que gestionan tu sitio Web y deberías pedir responsabilidades. Los tramposos han hecho fosfatina tu negocio en Internet.
No se puede ganar relevancia con trucos/trampas. Se ocupan puestos que no se merecen.
He esperado un mes para escribir sobre este nuevo cambio del algoritmo de Google. Y me da igual como se llame. Es un cambio absolutamente necesario ya que castiga a aquellos que han estado haciendo trampas/trucos para posicionarse en los resultados del buscador por encima de otros que tienen más mérito que ellos. Es un cambio para eliminar spam, para eliminar la basura de los resultados del buscador. En definitiva, para eliminar a los tramposos, que hay muchos. Espero que cada vez se afine más.
El pingüino ha tomado el control de los ascensores de subida y de bajada, enviando a los spammers al último piso del infierno. Bien.
Pingüinos de Madagascar Google PenguinEn el posicionamiento hay mucha tela que cortar, pero no porque haya salido el pingüino ahora, sino porque posicionarse bien no es fácil, independientemente de las tonterías que predican los vende humos que dicen posicionarte de la noche a la mañana (si les haces caso antes o después llegarán los llantos). Hay muchos factores que inciden en el buen posicionamiento de tu página web. Y no es sencillo.
Como todos sabemos, durante los últimos años Google ha implementado varios cambios relacionados con la calidad, pero ninguno de ellos ha sido fatal para el SEO bien hecho. Lo mismo vale decir del pingüino.
Voy a reproducir las Directrices de Google para Webmasters sobre la calidad de los sitios web, por si todavía queda algún “profesional” despistado:

“Estas directrices de calidad abarcan las formas más comunes de comportamiento engañoso o manipulador, pero Google también puede adoptar medidas contra otras prácticas fraudulentas que no se mencionan en este documento (por ejemplo, engañar a los usuarios registrando sitios web conocidos con incorrecciones ortográficas). No se debe asumir que Google aprueba una determinada técnica engañosa por el simple hecho de que no esté incluida en esta página. Los webmasters que se esfuercen por respetar el espíritu de los principios básicos mencionados anteriormente ofrecerán a los usuarios un servicio de mayor calidad y alcanzarán una posición mejor que aquellos que busquen vacíos legales que aprovechar.

Si crees que algún sitio está vulnerando las directrices de calidad de Google, notifícalo a través de la página https://www.google.com/webmasters/tools/spamreport. Google prefiere desarrollar soluciones escalables y automatizadas a los problemas. Por lo tanto, intentamos minimizar la lucha directa contra sitios fraudulentos. Los informes que recibimos sobre este tipo de sitios se utilizan para crear algoritmos escalables que reconozcan y bloqueen intentos futuros de generarlos.

Principios básicos de las directrices de calidad
-Crea páginas principalmente para los usuarios, no para los motores de búsqueda. No engañes a los usuarios de tu sitio ni muestres a los motores de búsqueda un contenido distinto del que ofreces a los usuarios (práctica conocida como «encubrimiento»).
-Evita trucos destinados a mejorar la posición obtenida a través de los motores de búsqueda. Una buena regla general es preguntarse si te sentirías cómodo al tener que explicar a un sitio web de la competencia lo que has hecho. Otra prueba de gran utilidad es preguntarse: «¿Ayuda esto a mis usuarios?; ¿haría esto si no existiesen los motores de búsqueda?».
-No participes en esquemas de enlaces destinados a mejorar la posición de tu sitio o a manipular los resultados del algoritmo PageRank en tu favor. Evita en concreto los enlaces a emisores de spam o «vecindarios indeseables» de la Web, ya que estos enlaces podrán influir negativamente en tu propia posición.
-No utilices programas informáticos no autorizados para enviar páginas, comprobar las clasificaciones, etc. Este tipo de programas consumen recursos informáticos e infringen las Condiciones del servicio. Google no recomienda el uso de productos como WebPosition Gold™, que envían consultas a Google de forma automática o mediante programación.

Directrices específicas de calidad
-Evita utilizar texto o enlaces ocultos.
-No utilices técnicas de redireccionamiento engañoso o encubrimiento.
-No envíes consultas automatizadas a Google.
-No cargues páginas con palabras clave irrelevantes.
-No crees varias páginas, subdominios o dominios que presenten básicamente contenido duplicado.
-No crees páginas de comportamiento malicioso, como páginas de suplantación de identidad (phishing) o páginas que instalen virus, troyanos u otro tipo de software malicioso.
-Evita las páginas «puerta» creadas exclusivamente para motores de búsqueda u otros medios extendidos, como programas de afiliación con escaso o nulo contenido original.
-Si tu sitio participa en un programa de afiliación, asegúrate de que aporte un valor añadido. Proporciona contenido único y relevante que ofrezca a los usuarios una razón para visitar el sitio.”

Más claro: agua. Si en tu sitio web las personas en las que confías la gestión del mismo han transgredido alguna de estas normas, pasará el pingüino y te sacudirá. No lo dudes.

Escuchemos a Matt Cutts de Google hablando de “¿Qué debo hacer si mis competidores están utilizando técnicas de webspam?

 

Haz de SEO Asesor tu Asesor SEO