Posicionamiento Web 2020-1 y Coronavirus

Cada día nos trae más noticias preocupantes sobre los efectos negativos del Coronavirus en nuestra vida cotidiana que repercuten directamente en las pequeñas y grandes empresas. Desgraciadamente, el COVID-19 continúa extendiéndose dejando a su paso una triste experiencia humana devastadora. A la fecha de esta publicación, más de 2,8 millones de personas han sido infectados y cerca de 200.000 han muerto en todo el mundo.

A medida que se tienen nuevos datos y proyecciones tempranas sobre el impacto económico de la pandemia de coronavirus solo una cosa es segura: nada es seguro.

La historia ha demostrado que en tiempos económicos tumultuosos, el SEO (Posicionamiento Web) es más importante que nunca. En las próximas semanas y meses, estaremos obligados a explorar formas completamente nuevas de llevar a cabo nuestros negocios con normalidad en un entorno que es absolutamente lo contrario. En todo el mundo las empresas están buscando los canales más rentables y muchas tienen que cambiar la manera de trabajo del mundo real habitual a solo el digital en un tiempo récord. Para ello, las empresas deben ser ágiles y estar en posición de capitalizar los aumentos repentinos de la demanda con ganancias a corto plazo al tiempo que equilibran este enfoque con la necesidad de proteger la marca a largo plazo.

Es un buen momento para concentrarse en su contenido, aumentando la visibilidad en Internet, desarrollando recursos de alta calidad que muestren la experiencia, autoridad y confianza de tu empresa. Estas son las cualidades que Google busca.

Donde antes se era proactivo y se estaba preparado, ahora se debe ser ágil y receptivo. Es el momento de utilizar el máximo potencial de tu negocio para lograr un buen posicionamiento en Internet. A medida que se superen los cambios en la demanda y en el comportamiento del consumidor, el SEO no solo te ayudará a responder de la manera más efectiva posible, sino también a planificar el éxito posterior a la pandemia.

Aquellas empresas que aprovechan los conocimientos de SEO sobre los movimientos de los clientes y sus necesidades cambiantes se asegurarán un futuro. Algunos, inteligentemente, han impulsado sus negocios a modelos de entrega directa, mediante llamada de teléfono o servicio virtual. Pero son los menos. Esperar a abrir y potenciar una tienda virtual hasta que lleguen tiempos mejores no es una buena estrategia digital. De hecho, hace años que todos deberían tenerla.

Si tu situación financiera lo permite, aprovecha este tiempo como una oportunidad para mantenerte comprometido con tus clientes y posibles clientes. Es momento de concebir planes de recuperación y crear estrategias sobre qué medios pueden ser los mejores cuando llegue el momento del relanzamiento. Es evidente que el tiempo para planificar la recuperación es antes de la recuperación. Cuando la actividad digital se recupere y tus competidores vuelvan a la batalla, será demasiado tarde para desarrollar tu estrategia.

Cinco consejos:
-Revisa su sitio web y asegúrate de que se encuentre en el mejor estado posible cumpliendo las Directrices de Calidad de Google.
-Mide todo lo que sucede en tu web con Google Analytics para tener información de primera mano y así poder tomar las decisiones correctas.
-Sigue constantemente la evolución de tu web en el Search Console de Google.
-Utiliza Google Trends para detectar posibles tendencias positivas.
-Cultiva relaciones con clientes. Es también es una buena oportunidad para recopilar información sobre el cambio de comportamiento de los usuarios. Desarrolla ahora un plan priorizado sobre cómo relanzar tu negocio para que su ejecución esté lista cuando el paisaje mejore.

Tres labores a realizar:
-Mejora tu sitio web. Es de vital importancia el tiempo de carga de tu web en dispositivos móviles, la buena navegación, la correcta funcionalidad del carrito de compras… Todos los sitios web son susceptibles de una mayor o menor actualización. Hazlo. Si tu web no está optimizada para AMP (Acceleratd Mobile Pages) u ofrece funciones móviles limitadas o deficientes, es un grave problema. La optimización móvil debería haber sido una prioridad para 2020, planificada en el 2019, y puesta en marcha incluso antes de que llegara el Coronavirus. Una buena experiencia de usuario en el móvil es imprescindible en estos días, y un sitio optimizado para AMP que se carga rápidamente beneficiará a los usuarios sin importar de qué canal provengan. Desde una perspectiva SEO, hay un extendido consenso en que los motores de búsqueda prefieren sitios de carga rápida. Para todos los canales, y especialmente para aquellos de pago donde cada clic incurre en costes incrementales, las webs de carga rápida son importantes para reducir la tasa de rebote. Con cada segundo en tiempo de carga, las tasas de rebote crecen exponencialmente.
Debes destacar los beneficios de comprar directamente, como garantía de mejor precio, servicio de atención al cliente y ventajas que no estén disponibles si compra a terceros.
Y por último, incentívalos. Con ofertas o muestras por inscribirse. Incluso una pequeña oferta del 10% o 15% de descuento será motivadora. Con eso te asegurarás involucrarles y que realicen compras.

Mantén un canal de comunicación activo con los usuarios. La primera prioridad es abordar las preocupaciones actuales de los clientes. Una vez logrado esto, comienza la necesidad de cuidar con persistencia a la audiencia creando relaciones de valor. Cuando termine la crisis de COVID-19 no querrás comenzar desde cero reconstruyendo tu huella digital y la fortaleza de tu marca online. Para conseguirlo, en la medida en que los recursos te lo permitan, es necesario mantener un diálogo de presencia a través de los canales sociales, orgánicos y pagados. Las redes sociales son una excelente manera de atraer a tu audiencia más allá de las actualizaciones de simpatía unidireccionales. Estar presente de forma activa transmite cercanía.
Se debe tener muy presente el lugar que ocupa la web en los resultados de búsqueda orgánica de Google y, por supuesto, la optimización del contenido de la misma.
Con la SERP (Página de resultados del buscador) actuando cada vez más como la página de inicio de una marca, hay una gran oportunidad de capitalizar el contenido que se está volviendo más relevante en la nueva normalidad de hoy.
Las empresas que aprovechen esta oportunidad para educar y capacitar a los usuarios con consejos útiles mantendrán su seguimiento digital durante los tiempos difíciles y cuando estos pasen.

-Desarrolla un plan publicitario en Google y Redes Sociales. Parece contradictorio desarrollar una estrategia ofensiva en medio de una recesión. Especialmente para los canales que necesitan una inversión directa que generalmente se usa para impulsar el rendimiento mediante el pago por la actividad. Sin embargo, retrasarlo hasta estar fuera de peligro no ofrece ninguna ventaja competitiva y corres el riesgo de tener que lanzarte en el último momento, o sea, llegar tarde y mal. En estos días, cualquier canal de estrategia de pago viene con amplios niveles de control. Desde la orientación geográfica hasta las preferencias del dispositivo, así como las integraciones de datos de audiencia. Es posible crear experiencias eficientes mediante resultados en búsquedas pagados (Google AdWords) y publicidad en redes sociales (Facebook Ads). Desarrolla planes de marketing para dirigirte a los grupos de usuarios más proclives, aprovechando propuestas de valor únicas.

Ahora, con más tiempo en tus manos, se creativo sobre cómo puedes generar un aumento del interés por tu marca, haz que los usuarios piensen en tus productos de nuevas maneras y prueben servicios que tal vez no hayan considerado antes. Esto creará un arsenal de estrategias de marketing para impulsar tu recuperación cuando las cosas empiecen a mejorar.

Para guiar las decisiones en el tiempo, es necesario monitorizar las tendencias en busca de evidencia de niveles estabilizadores para localizar dónde ocurre la actividad digital más prometedora que atañe al nicho de tu negocio.

Como dice el refrán, «esto también pasará«, pero también el momento de planificar tu estrategia de recuperación en medios digitales.