El contenido en una web es un factor esencial para transmitir a los motores de búsqueda en qué consiste nuestro negocio o servicio y así conseguir la tan ansiada relevancia de nuestro proyecto en Internet por una serie de conceptos o ideas.
La Web es un medio para comunicarse, y cada vez que te estás comunicando necesitas saber lo que estás diciendo, a quién y cómo. Responder a estas preguntas por adelantado nos dará una hoja de ruta a seguir en todo el proceso del diseño de una Web.

 

La comunicación en proyectos web¿Qué quieres decir? Decidiendo el contenido

En algún momento de nuestras vidas, a todos nos han dicho “piensa antes de hablar”. Aunque este consejo parece un buen consejo y fácil de hacer, la verdad es que rara vez se utiliza. La comunicación es una parte natural de nuestras rutinas diarias cuando tenemos algo que decir, hacemos precisamente eso: decirlo. Decirlo es tan fácil que no hay que pensar demasiado sobre lo que realmente queremos decir. Actualmente, hacer una página web simple es una tarea fácil para cualquier persona con un poco de tiempo libre y ganas de aprender. Como resultado de ello, una gran cantidad de páginas web son arrojadas juntas al ciberespacio del mismo modo que las frases: de forma rápida y sin mucha premeditación.

Algunas veces pensamos antes de hablar, y aun así no conseguimos enviar nuestro mensaje
Tal vez el problema es que sólo pensamos en las palabras que utilizamos. En nuestra comunicación del día a día, las palabras juegan un pequeño papel. Nos comunicamos de muchas maneras más que son no verbales. El lenguaje corporal ayuda a dar a las palabras su significado. La entonación puede marcar la diferencia en una conversación telefónica. En el Whatsapp, los emoticonos son un intento de expresar nuestras intenciones. Las palabras a menudo no son suficientes. Las señales visuales, auditivas y temporales mejoran nuestra comprensión y la interpretación de lo que se dice, y muchas veces infunden a las palabras un significado propio.

Enviar y recibir señales webCuanto más sabemos acerca de cómo proporcionar y recibir señales, mejor nos podemos comunicar
La web tiene su propio conjunto de señales: imágenes, texto, interacción, organización, movimiento y sonido. Al igual que en una conversación, las palabras son sólo una pequeña parte de la forma de comunicarse en la Web. Para crear presentaciones Web eficaces que “hablen” a nuestro público debemos tomar en consideración todas nuestras señales no verbales. En la Web, “pensar antes de hablar” significa mucho más que simplemente la comprensión de la comunicación verbal, significa pensar en cómo la imagen, el texto, la organización, la interacción, el movimiento y el sonido pueden trabajar juntos para crear presentaciones que den un buen resultado. Este proceso es el aprendizaje del lenguaje de la Web.
Debido a que la Web es relativamente joven, los diseñadores Web y su público son nuevos en este idioma. Por otro lado, estamos familiarizados con el lenguaje verbal, hablamos todos los días de nuestras vidas. Por lo tanto, a menudo nos es posible entender lo que alguien quiere decir, independientemente de lo que realmente haya dicho.
Sin embargo, la web no sólo habla un nuevo lenguaje, habla en muchos idiomas (imagen , interacción, etc), así que no se ha aceptado una forma estándar por la que se puede interpretar un significado pretendido. Como resultado, la falta de comunicación se produce sobre una base regular. La mayoría de nosotros aún no hemos aprendido a “hablar Web.”
El problema a menudo se agrava debido a que muchos autores web simplemente “empiezan a hablar” en lugar de pensar en lo que quieren decir y cómo decirlo en el lenguaje único de la Web. “Hablar Web” significa pensar a fondo a través de la organización y de la interacción de un sitio Web, y cómo presentarlo a una audiencia. Debido a que la Web es de gran riqueza visual, la presentación de un sitio web debe comunicar de muchas maneras no verbales . No sólo el lenguaje escrito utilizado tiene que ser claro y accesible, sino también el lenguaje visual.
En última instancia, la Web es un medio de comunicación . Por lo tanto, el diseño web eficaz es análogo a la comunicación efectiva, por lo que es correcto pensar que los problemas de usabilidad web son problemas de comunicación.

Mensajes WebSaber qué decir
No importa el medio de comunicación, siempre hay un mensaje. Pero la comunicación real no puede tener lugar a menos que alguien está ahí para interpretar el mensaje y darle un significado. Cuando no pensamos en el mensaje que estamos enviando, a menudo puede salir al revés o ser interpretado de una manera de la que el autor nunca tuvo intención. En otras palabras, puede perder su significado. Cuando el autor de un mensaje reflexiona sobre el significado deseado, las probabilidades de que la interpretación del receptor sea la correcta son mucho más altas.
Sin embargo, incluso pensar en el significado deseado a menudo no es suficiente para comunicarse de manera efectiva. A veces el mismo mensaje puede ser interpretado de dos maneras sorprendentemente diferentes por dos individuos distintos. La mejor manera de explicar algo a Juan no es necesariamente la mejor para explicárselo a Ana. Juan podría ser un matemático y pensar de una manera muy lógica y racional. Ana, por otro lado, podría ser una escritora y analizar el mensaje de una manera emocional, llegando a entender algo totalmente diferente a lo que Juan dedujo. Así que, ¿cómo podemos comunicarnos con éxito?
¿Cómo podemos asegurarnos de que Ana y Juan reciben el mismo mensaje, y que el mensaje es de hecho lo que nos propusimos? La respuesta no es realmente tan compleja como podríamos pensar. La forma correcta de hacerlo es reflexionar sobre el mensaje principal que necesitamos comunicar y la mejor manera de articularlo. Básicamente, tenemos que estar seguros de que somos conscientes de quién está diciendo qué a quién.

Dilo en “Web”
Al abrir una página Web por primera vez, lo primero que nos preguntamos inconscientemente es: ” ¿Qué estoy mirando? ¿Y qué significa eso?” Todas las páginas Web tiene un mensaje, ya sea intencionado o no. El mensaje se comunica a través de imágenes, texto, colores, sonidos, movimiento y así sucesivamente, todo montado por su autor con un significado. Si el autor de la página Web no tiene suficiente consideración por el público que pueda visitarla y por el mensaje que quiere transmitir con ella, los visitantes pueden sentirse confundidos o molestos y marcharse rápidamente a una página Web que “hable su idioma”. Si Juan el matemático es el público objetivo, los números podrían ser la forma adecuada de comunicación; sin embargo, la escritora Ana podría no saber cómo interpretar una presentación numérica.
Para que un sitio Web sea “usable” debe ser comprensible. Tiene que comunicar y comunicarse de manera efectiva. El mensaje deseado de un sitio Web debe coincidir con el mensaje interpretado del usuario. En otras palabras, el usuario debe ser capaz de interpretar correctamente el significado de la forma en que el autor del sitio Web ha seleccionado y organizado los muchos elementos del sitio web (imágenes, textos, etc.). Por lo tanto, Ana y Juan podrían encontrar diferentes sitios más usables y adecuados a sus necesidades. Pero cuando ambos son nuestro público objetivo necesitamos estar seguros de que ninguno se confunde.
Cuando creamos un sitio Web que comunica con eficacia un mensaje, debemos comenzar por hacer muchas preguntas; preguntas como: “¿Cuál es el objetivo de mi sitio web?”, “¿Quién es mi audiencia?”, “¿Por qué estarían dispuestos a llegar a mi sitio web?”, “¿Cómo se comunican?”, y así sucesivamente.

Haz de SEO Asesor tu Asesor SEO.