Lord Kelvin es citado a menudo para argumentar por qué las métricas son tan importantes: Si no puedes medirlo, no puedes mejorarlo. Esta declaración es, en última instancia, la razón de la Analítica Web. Nos permite identificar lo que funciona y lo que no funciona desde el punto de vista de los visitantes. La Analítica Web es la base para el funcionamiento de un sitio web de éxito. Incluso si haces mal las cosas, la Analítica Web proporciona los mecanismos de reacción que permiten identificar rápidamente los errores.

La Analítica Web es el termómetro del sitio web que chequea y supervisa constantemente su salud online. Como una metodología que es, es el estudio de la experiencia online con el fin de mejorarla. Sin la Analítica Web estarás volando a ciegas.

Analítica Web

¿Cómo se puede determinar si el marketing en buscadores es eficaz, o incluso suficiente para captar al público potencial, o si la inversión en la creación de ruido en redes sociales ha valido la pena? ¿Es la buena la experiencia de los visitantes, se alienta el compromiso, se repiten las visitas y las ventas, o son visitantes que rebotan en el sitio web después de ver una sola página?

Medición web. ¿Por qué hacerla? Es una pregunta obvia que tiene una respuesta obvia y es la que nos da el científico del siglo XIX Lord Kelvin, como comenté al principio. La idea de aplicar herramientas de medida que evalúen la efectividad de un sitio web es algo que deberían tener muy en cuenta las empresas que pretenden alcanzar el éxito en Internet.

Analítica Web gráficoPara hacer negocios de una manera efectiva en Internet, es necesario refinar y optimizar constantemente la estrategia de marketing online, la estrategia en redes sociales, la navegabilidad del sitio web, y el contenido de las páginas. Un sitio web con bajo rendimiento matará el retorno de la inversión (ROI) y puede dañar la marca. Pero hay que comprender qué es lo que está funcionando mal, si es la focalización de las campañas de marketing, si hay críticas negativas de los productos o servicios en la red, o la capacidad del sitio web para convertir una vez que un visitante llega. La Analítica Web proporciona las herramientas necesarias para recopilar esta información y nos permite comparar los efectos.

Si eres nuevo en cualquier tipo de informes de métricas web, entonces la cantidad de información disponible puede resultar abrumadora al principio. Tendrás que hacerte una idea de las métricas iniciales para determinar sus niveles de tráfico y la distribución de los visitantes. He aquí algunos ejemplos de indicadores de primer nivel:

-Cuántos visitantes diarios recibe el sitio web.
-El porcentaje medio de conversión (ventas, registros, bajadas, etc.).
-Las páginas más visitadas.
-La media de tiempo por visita y cuán a menudo los visitantes vuelven.
-Las fuentes o canales que envían la mayoría del tráfico.
-La distribución geográfica de los visitantes y el leguaje que usan.
-Como de atrayentes son las páginas de la web. Si los visitantes se quedan o se marchan de inmediato.

Si el sitio web tiene implementado el comercio electrónico, te interesará saber las siguientes cosas:

-Los ingresos que la web está generando.
-De dónde vienen los clientes.
-Cuáles son los productos que más se venden.
-El valor medio de los productos más vendidos.

Estas métricas permiten establecer una base desde la que podemos incrementar nuestro conocimiento. Por lo tanto, al movernos más profundamente dentro del análisis, comenzaremos a responder preguntas más complicadas desde nuestros datos como:

·¿De dónde son los visitantes más valiosos? (desde que fuente vienen y dónde se encuentran geográficamente).
·¿Cuáles de los visitantes más valiosos son más propensos a hacer una compra, y de esos visitantes cuáles son más propensos a hacer las compras de mayor valor?
·¿Cuáles son las páginas de contenido más valioso? Es decir, no sólo las páginas más populares, sino las páginas que también contribuyen al proceso de conversión.
·¿Cómo utilizan los clientes actuales el sitio en comparación con los nuevos visitantes?
·¿Estoy perdiendo dinero en campañas que rebotan? Es decir, ¿qué atrae a los visitantes que sólo ven una sola página y luego se van?
·¿El sitio web engancha a los visitantes? Es decir, ¿hay algo en el sitio que ayuda a construir una relación con un visitante que de otra manera sería anónimo?
·¿Está el buscador interno ayudando o entorpeciendo las conversiones? Es decir, ¿los visitantes pueden encontrar lo que están buscando de forma eficiente en el sitio?
·¿Cuántas visitas y cuánto tiempo tarda un visitante en convertirse en un cliente?

Todas estas preguntas pueden ser respondidas por la Analítica Web.

Hay que tener claro que la Analítica Web es una herramienta, no un fin en sí misma. No nos puede decir por qué los visitantes se comportan como lo hacen o qué mejoras deben hacerse. Para eso se necesita invertir en el análisis de informes lo que implica la contratación de expertos, la capacitación del personal existente, utilizando los servicios de un consultor externo, o mediante una combinación de todos ellos.

Si piensas comenzar tu negocio en Internet o ya estás en ello, valora muy en serio implementar la analítica en tu proyecto y contar con los profesionales expertos necesarios que sepan entender y gestionar los datos que proporciona y cómo obrar en consecuencia. Aviso a navegantes: esos profesionales no serán los que te diseñan la web en un 99% de los casos.

Haz de SEO Asesor tu Asesor SEO