En anteriores post hemos hablado de los factores positivos para el posicionamiento web: on page y off page, pero también hay algunos factores negativos que debemos evitar. Es difícil hacer spam a un buscador de forma accidental. Los spammers utilizan distintas técnicas para verse favorecidos en los resultados de búsqueda intentando engañar a los buscadores. Son lo que ellos llaman “trucos” pero en realidad son trampas. Los motores de búsqueda examinan una gran variedad de señales en busca de estas trampas para decidir si alguien merece un castigo severo.

También te recomiendo que repases las Directrices de Calidad de Google.

Factores negativos de posicionamiento webA continuación, algunas cosas que no debes hacer si pretendes conseguir un buen posicionamiento web en buscadores.

-Contenido superficial o escaso: Es un tipo de castigo nuevo, ya que Google hasta hace poco no lo podía analizar. Pero cuando Google lanzó la versión de su algoritmo llamada «Panda» en febrero de 2011, describió como «escaso» o «superficial» el contenido que carece de sustancia, y se convirtió en una razón para que este tipo de contenido pueda recibir un castigo.
Relleno de palabras clave-Relleno de palabras clave (keyword stuffing): Es una de las más tácticas de spam más antiguas. Los motores de búsqueda dicen que hay que usar las palabras por las que deseas que te encuentren en los resutados. Es evidente que debemos utilizar esas palabras clave en nuestros contenidos, pero de una manera coherente y con una densidad apropiada que los haga legibles. No debemos usar esas palabras con insistencia. El abuso es contraproducente y puede llegar a penalizarnos. ¿Qué frecuencia es demasiada? No hay una respuesta exacta. Debemos conducirnos por el sentido común.
-Texto oculto: Si has decidido hacer relleno de palabras clave, podrás pensar ¿y si las oculto para que nadie las vea? Podemos hacer que el texto sea del mismo color del fondo y no se vea… Si hacemos esto, estaremos haciéndole spam al motor de búsqueda y a los motores de búsqueda no les gusta que haya nada oculto. Quieren ver todo lo que ve el usuario. El algoritmo lo detectará y seremos penalizados.
Contenido oculto-Encubrimiento (cloaking): Es una forma algo más sofisticada de ocultación. Se trata de manipular nuestro sitio de manera que a los motores de búsqueda se les muestra una versión completamente diferente de nuestro sitio de lo que los usuarios ven. No les gusta nada a los motores de búsqueda. Es una de las peores cosas que podemos hacer. Está claro que esto no se hace por accidente. Cuando se hace encubrimiento la intencionalidad es clara. Si nos pillan seremos penalizados duramente. Es visto como un intento deliberado de ir más allá de las prácticas aceptables en SEO. Aquí en León, tenemos un personaje que va de ejemplo de transparencia y honestidad (a todos los niveles), ahora auto erigido juez y látigo en redes sociales del pensamiento y comportamiento de todo ser humano (es una metralleta diciendo tonterías), que usó esta trampa en especial para aumentar la relevancia de sus páginas web sobre las de su competencia de manera ventajista y sucia. Además no se cortó un pelo en exhibir estas proezas como un logro personal. Incluso llegó a retarme (literalmente) a que no era capaz de descubrir el truco (trampa). Sus actitudes le definen. Nuestro equipo de programadores tardó en pillarle menos de lo que dura un caramelo a la puerta de un colegio. Lo retiró después de recibir mis más duras críticas. Pero el que lo hace una vez…
-Enlaces de pago: El debate sobre si Google actuaría de manera agresiva en contra de los que compran y venden enlaces se había prolongado durante años. Con el pingüino (última actualización del algoritmo) la duda se ha disipado. Nos penalizará. Como ya he comentado en otro post, si quieres estar en Google tienes que seguir las reglas de Google, y las reglas dicen que comprar o vender enlaces pasan factura negativa. Si decidimos hacer caso omiso de las reglas de Google, debemos estar preparados a que actúe contra nosotros sin piedad.
-Enlaces spam: Si te ves tentado a ir soltando enlaces en foros y blogs a troche y moche que nada tienen que ver con el objeto de tu página web, posiblemente con la ayuda de un software que automatice el proceso, darás muy mala impresión. Los vínculos no te darán el crédito que pensabas sino todo lo contrario, y muy posiblemente te enfrentarás a una penalización.

Factores de bloqueoUn último punto importante a tener en cuenta. Desde que Google desarrolló la extensión “Personal Blocklist” para Chrome, este bloqueo personal permite que cualquier persona a la que no le guste un resultado de búsqueda de un sitio, pueda bloquear ese sitio para siempre y que no vuelva a aparecer en los resultados de su búsqueda. En la información que acompaña a esta extensión dice: “La extensión Personal Blocklist transmitirá a Google los patrones que decida bloquear. Cuando decida bloquear o desbloquear un resultado, la extensión también enviará a Google la URL de la página en que los resultados bloqueados/desbloqueados fueron mostrados. Al instalar esta extensión acepta usted que Google pueda usar esta información libremente para mejorar nuestros productos y servicios”. Tela marinera.
Los sitios que sean bloqueados no sabrán que el usuario los ha bloqueado, y lo que es peor: no será reincluido después de un período de tiempo establecido. Simplemente has desaparecido. Google utiliza este bloqueo como un factor negativo de ranking. Los sitios que estén bloqueados por muchos individuos están nominados para un bloqueo total. El antídoto para que esto no te suceda es un sitio atractivo y de calidad, que no incite a ser bloqueado por los usuarios.

Haz de SEO Asesor tu Asesor SEO