Una vez que hemos decidido lo que necesitamos y dónde ponerlo, debemos comenzar a pensar en el aspecto que tendrá el contenido: el desarrollo de contenido.

¿Alguna vez te has preguntado cómo los usuarios leen en un sitio web? Por mucho que nos gustaría pensar que van a ir a todas las páginas de nuestro sitio y lo leerán de arriba a abajo, no lo harán.

“Si lo construyes, vendrán” no es el lema de los técnicos en desarrollo de contenido web o al menos no debería serlo. Podrías ser fácilmente engañado por las webs que están llenas de largas notas de prensa, de información de autopromoción de la empresa y otros contenidos casi inútiles que nadie realmente lee.

Solamente porque tú creas que tu producto / idea / evento es la cosa más maravillosa del mundo no quiere decir que alguien quiera leer miles de palabras sobre ello. Ni siquiera las personas que ya han mostrado su interés por visitar tu sitio web lo harán.

Los usuarios navegarán a través de tu web tratando de encontrar la información que desean o necesitan. Tienes que asegurarte de que todo lo demás no se interponga en su camino.

Escaneando

Los usuarios escanean cuando leen una página web. El contenido de un sitio web no es tan convincente para el resto del mundo como lo es para su dueño, incluso aunque se trate de un gran contenido.

Los usuarios leen a cuentagotas; un poco de aquí, un poco allá. Echan un vistazo a una página, sus ojos se centran brevemente sobre los enlaces, encabezados, imágenes y fragmentos de texto.

Hay millones de páginas web que compiten con la tuya por atraer la atención de cada usuario, así que no les hagas perder el tiempo. Que les sea lo más fácil posible obtener la información que necesitan.

La pirámide invertida

Desarrollo de ContenidoUna de las principales claves para hacerlo bien es utilizar una técnica de periodismo llamada la pirámide invertida.

Antes, cuando los periódicos sólo se emitían en papel real en lugar de online, los editores tenían que lidiar cada día con el problema de planear la reserva de una determinada cantidad de espacio físico que tenían que llenar con palabras e imágenes. Tenían que producir la cantidad exacta de contenido para llenar ese espacio, ni más ni menos. Pero era casi imposible planificar todo de antemano, ya que la noticia no había sucedido todavía.

Así que cuando los periodistas escribían artículos para el periódico, tenían un número de palabras objetivo que proporcionar, pero también sabían que si sucedían noticias más importantes sus historias tendrían que ser acortadas para proporcionar espacio a los artículos más importantes.

Para hacer esto más fácil, los reporteros ponían los detalles más importantes de su historia en los primeros párrafos, y llenaban los siguientes párrafos con detalles cada vez menos importantes, así como con información de fondo. De esa manera, si el editor tenía que acortar una historia para encajarla en un espacio más pequeño, podía cortar los párrafos finales sin eliminar los puntos clave de la noticia.

Puedes utilizar esta misma idea cuando escribas contenido para la Web, no porque un editor venga a cortar el final de tu historia, sino porque es posible que sea el usuario el que lo haga para no tener que leer todo hasta el final. Asegúrate de que los detalles más importantes son lo primero, y luego siguen los que tienen menos importantes a los que el usuario puede que llegue o no.

Encabezamientos

Si el contenido de tu página es más largo que un par de párrafos, es casi seguro que resulte beneficiado al ser dividido en secciones.

Los beneficios para los usuarios de utilizar encabezamientos incluyen:

  • Los usuarios pueden entender más fácilmente la estructura de la página y tener una mejor idea de qué tipo de contenido hay en la página antes de comenzar a leer.
  • Pueden ir directamente a las partes del contenido que son relevantes para ellos.
  • Las personas que están utilizando tecnología de asistencia (por ejemplo, los usuarios ciegos que utilizan el software de lectura de pantalla) pueden navegar a través del contenido de la página en lugar de tener que leerse todo.
  • Los usuarios pueden encontrar lo que buscan más fácilmente mientras hacen scroll.

Los beneficios para el propietario de la web de utilizar encabezamientos incluyen:

  • Mejorará la posición de la página en los resultados de los motores de búsqueda al permitirles saber de qué temas clave trata la página.
  • Los autores de contenido podrán producir contenido que funciona mejor en la Web.

Para escribir buenos encabezamientos, primero divide tu contenido en secciones que aborden diferentes puntos principales.

Los títulos deben ser lo más cortos posible para conseguir enfocar y contendrán palabras clave relevantes. Idealmente cada encabezamiento debe comenzar con las palabras clave que nos interesan.

Los encabezamientos deben sugerir una vista previa descriptiva del contenido que los sigue. No deben ser complicados.

Corto y bueno

Según los usuarios van explorando la página, tienden a consumir contenido en trozos pequeños. El texto denso echará a los usuarios, y a menudo evitará que lean el contenido.

Los párrafos deben ser cortos, generalmente de no más de 100 palabras de largo.

Utiliza iconos si el contenido tiene sentido en forma de lista. Los bolos (•) son mucho más fáciles de analizar y digerir que el mismo contenido en forma de párrafo.

Términos sencillos

Las palabras que utilizas en tu contenido importan mucho ya que proporcionan el tono, pero también determinan si el usuario puede entender tu contenido.

Aquellos de nosotros que estamos escribiendo y editando contenidos para la Web tendemos a ser relativamente bien educados, y nuestro nivel de lectura en general refleja eso. Pero tenemos que recordar que nuestro público no somos nosotros.

Es fácil suponer, incorrectamente, que los usuarios que leen nuestras páginas Web serán más inteligentes o mejor educados que todos los demás. Después de todo, son lo suficientemente inteligentes como para elegir sitios como el nuestro, ¿no? Pero al no tener un lenguaje accesible, estaremos perdiendo clientes potenciales o personas que buscan nuestra información y que podrían realmente necesitarla.

En los últimos años ha surgido un movimiento que se enfoca en un lenguaje de términos sencillos, donde los creadores de contenido hacen un esfuerzo para producir contenido que sea fácil de entender además de estar dispuesto en una estructura lógica que hace que sea más cómodo para los usuarios encontrar lo que necesitan.

Un beneficio adicional de la utilización de un lenguaje claro es que en realidad ayuda a todos los usuarios.

La mayoría de la gente quiere obtener su información sobre la marcha; tienen todo el resto de Internet para leer. Incluso para los usuarios de alto nivel de alfabetización, un lenguaje llano les ayudará a consumir y navegar por el contenido más rápidamente.

También estamos ayudando a los usuarios que no hablan español como su primer idioma. No sólo me refiero a inmigrantes, sino a turistas extranjeros que quieren visitar tu restaurante o los residentes de otros países que quieren comprar tus productos. Si tu sitio web proporciona información no sólo puede que sean residentes de tu propio país los que están interesados en la lectura de esa información.

Un buen punto de partida para un lenguaje sencillo es usar palabras más sencillas, frases cortas y párrafos cortos cuando sea posible. Así nos aseguramos que los usuarios de bajo nivel de alfabetización no tengan que pasar un montón de tiempo extra leyendo lentamente el contenido que no es relevante para ellos.